La Asociación Española de Frutas Tropicales insiste en un plan de redistribución de los recursos hídricos que responda a las necesidades de los productores de las más de 9.000 hectáreas en explotación y al crecimiento en la superficies de cultivo

La Asociación Española de Frutas Tropicales ha asegurado que el campo tropical de Andalucía se encuentra contra las cuerdas en una situación de “estrés hídrico” -la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible- que lo llevan al “borde del colapso”.

El presidente de la asociación, Javier Braun, ha declarado que esta situación se produce tras años de “promesas incumplidas, falta de inversiones en infraestructuras hidráulicas y el abandono institucional en materia de gestión hídrica”, según ha informado este lunes la Asociación Española de Tropicales en un comunicado.

Lamenta las “oportunidades perdidas” durante la última década para arbitrar un plan de redistribución de los recursos hídricos que responda a las necesidades de los productores de las más de 9.000 hectáreas en explotación y al paulatino crecimiento en la superficies de cultivo.

Braun siente que las administraciones “de distinto signo y color” les están negando esta visión “estratégica y de futuro” que llevan años exigiendo para el sector y ha añadido que en varios encuentros con la Junta han puesto sobre la mesa medidas concretas respaldadas con informes técnicos “rigurosos”.

Algunas de estas medidas son incrementar los recursos destinados al riego con aprovechamientos de los flujos resultantes de la depuración y la construcción de balsas para el almacenamiento de los caudales procedentes de las precipitaciones en época de lluvias.

También ha criticado que la Administración no haya actualizado y consensuado un documento estratégico para el sector, que funciona con el Plan Guaro, fechado en 1989 que consideraba “de interés nacional” los cultivos tropicales de la Axarquía por su alto valor añadido.

Braun ha explicado que las circunstancias de ese momento “no tienen nada que ver” con la actualidad y la realidad del cultivo tropical en el Mediterráneo, agravadas por la situación de estrés hídrico que “ha reducido a más de la mitad el caudal disponible para riego”.

La superficie del cultivo se ubica mayormente en la comarca de la Axarquía y Costa Tropical de Granada, donde este sector es “uno de los grandes motores económicos” del que depende la economía de más de 5.000 pequeños agricultores y que “genera miles de puestos de trabajo indirectos”

*Este artículo ha sido publicado en la web del periódico MalagaHoy, si quieres ver la noticia original, haz click aquí.

Leave a Comment